Red Internacional Promotores ODS España

El voluntariado y los objetivos de Desarrollo Sostenible

Voluntariado ODS

Transformar Nuestro Mundo es el lema de la Agenda 2030. Esta, desgrana los objetivos de la comunidad internacional en el periodo 2016-2030 para erradicar la pobreza y favorecer un desarrollo sostenible e igualitario.

Qué son y porqué los ODS son fundamentales para garantizar nuestro futuro en el planeta

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Han sido redactados en un proceso de consulta internacional sin precedentes, coordinado por las Naciones Unidas, que comenzó en 2012 y finalizó en septiembre de 2015 con su anuncio formal en la Asamblea de las Naciones Unidas.

Esta agenda gira entorno a cinco ejes centrales: PLANETA, PERSONAS, PROSPERIDAD, PAZ Y ALIANZAS –denominadas en inglés, las 5 P: Planet, People, Prosperity, Peace, Partnership y está integrada por 17 objetivos de desarrollo sostenible y 169 metas. Suponen un nuevo reto de la comunidad internacional para lograr erradicar la pobreza, extender el acceso a los derechos humanos, lograr un desarrollo económico global sostenible y respetuoso con el planeta y los recursos que ofrece.

Acción vs omisión. En cualquiera de los dos casos somos responsables

Vistos de manera literal como los cita AECID estos objetivos de desarrollo sostenible parecen tarea básicamente institucional y gubernamental. Pero nada más lejos de la realidad. Las personas somos la esencia y el eje de cualquier institución, gobierno, país, etc. y cada omisión o acción por parte nuestra tiene impacto en nuestro entorno.

Desarrollando el liderazgo social a través del voluntariado

De la claridad sobre la responsabilidad en todas y cada una de nuestras acciones y omisiones son conocedores los voluntarios de todas las entidades existentes a nivel local y mundial, teniendo en cuenta que se preparan para ejercer la actividad a nivel Pedagógico, técnico o humanitario en todas las áreas. Según la Plataforma de voluntariado de España a diciembre 31 del 2021 hay alrededor de 2,7 millones de personas voluntarias, un 6,7% más que en el año anterior. La mejor noticia en este punto es que la solidaridad siempre florece en las peores adversidades y aunque la realidad parezca más perversa la bondad y buen hacer salen a la luz.

No obstante, esta es una cifra muy importante pero insuficiente en la tarea de erradicar la pobreza y favorecer el desarrollo sostenible e igualitario. Es así como voluntarios por un planeta sostenible deberíamos serlo todos bien sea de manera institucional o personal. Voluntario/a es la persona que, por elección propia, dedica parte de una parte de su tiempo a la acción solidaria, altruista, sin recibir remuneración a cambio.

“Lo que tiras por la puerta entra por la ventana

A día de hoy una de las mejores maneras de hacer voluntariado es a través de la congruencia entre nuestros valores y acciones en cada situación, un ejemplo doloroso de esto es la imperiosa necesidad de cuidar el medio ambiente. En nuestra constante preocupación por la comodidad, modernidad, tamaño y autonomía en nuestras viviendas hemos alterado el ecosistema y entorno natural más inmediato. Se han convertido en el basurero y recipiente de nuestros excesos. Basta con caminar en la montaña, ir al mar o sin ir muy lejos en los parques, en muchos de ellos la decoración son las mascarillas, basura, colillas, etc. Si no tomamos acciones personales radicales podremos tener casas relucientes que desaparecerán o se convertirán cárceles de oro en un hábitat destruido por nosotros mismos. La obsesión por la armonía y limpieza de nuestros hogares podríamos transmitirla al entorno natural.

¡El voluntariado un hábito que suma!

Finalmente me gustaría hacer referencia al ODS N.12. como ejemplo del papel del voluntariado en los ODS.

Producción y consumo responsable. Al hilo de lo anterior, este objetivo se origina como consecuencia del progreso económico y social conseguido durante el último siglo y que ha estado acompañado de una degradación medioambiental poniendo en peligro los mismos sistemas de los que depende nuestro desarrollo futuro (y ciertamente, nuestra supervivencia).

Existen entre otras, dos formas principales de ayudar y de hacer voluntariado de manera Pedagógica o con acciones y es: 1. Reducir los desechos; y 2. Actuar de forma reflexiva a la hora de comprar y optar por una opción sostenible siempre que sea posible. Reducir los desechos que generamos.

Reflexionar, educar y compartir son tareas enriquecedoras que nos alejan del sentimiento de impotencia. La acción a consciencia sin búsqueda de reconocimiento nos mantiene con una mentalidad abierta y felizmente solidaria. Es tiempo de reeducarnos, de cambiar nuestro estilo de vida y tener claro que cada acción nuestra deja huella.

Claudia Franco Parra

Claudia Franco Parra

Psicóloga - Presidenta de la Asamblea de la Cruz Roja de Viladecans

“Creciendo en la solidaridad para vivir con Responsabilidad sostenible”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad